Instrucciones para subir una escalera – Julio Cortázar

Dado que los resultados de las votaciones estuvieron empatados haremos hoy literatura y los otros temas votados en las siguientes entradas.

Supongo que muchos de vosotros conocéis a Cortázar, por su famosa novela “Rayuela”. Córtazar nació en Bruselas en 1914 pero a los 4 años volvió con su familia a Argentina, ya que sus padres eran argentinos, razón por la cual lo se lo considera de dicha nacionalidad.  

Entre sus cuentos y novelas encontramos, en Historia de Cronopios y de famas, Instrucciones para subir una escalera. Os dejo con esta maravillosa descripción llena de humor e ironía sobre un acto que realizamos sin pensar ni deternos a desmenuzar cada paso que realizamos: subir una escalera. Y os propongo un pequeño juego…

¿quién se anima a escribir un breve texto sobre otra instrucción de la vida cotidiana?

Ojo que Cortázar escribió otras cuantas, así que no vale repetirse.

Estas ya existen:

Instrucciones para llorar
Instrucciones-ejemplos sobre la forma de tener miedo
Instrucciones para dar Cuerda al Reloj
Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj
Instrucciones para subir una escalera
Instrucciones para entender tres pinturas famosas
Instrucciones para matar hormigas en Roma

Sin más preámbulos, aquí va, espero que lo disfruten:

Instrucciones para subir una escalera

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se situó un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso. Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie). Llegando en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

Anuncios

Acerca de Castila

Escuela de español
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Instrucciones para subir una escalera – Julio Cortázar

  1. Rafa dijo:

    COMO BEBERSE UN GIN-TONIC
    Sin querer parecer superficial al lado de tan magníficos relatos de Julio Cortázar, me he atrevido a explicar cuáles son las instrucciones para bebernos este delicioso manjar que tantos degustamos a lo largo de nuestra vida: el gin-tonic, aunque tengo que ser mucho más específico: el larios 12 con tónica.
    Aquellos que no conozcan esta bebida, les recomiendo documentarse, especialmente a los españoles, ya que será más difícil que lo encuentren los extranjeros, aunque amigos, nada es imposible. Nosotros también hemos tenido que luchar mucho para disfrutarlo en nuestros bares más frecuentados, como el Boabdil o el Cebollas, y ahora lo disfruta medio mundo, literalmente.
    Vamos al grano, copa ancha (si la conseguís en el cebollas, os monto un piso), bastante hielo, sin miedo, una buena rodaja de limón o de lima, una cantidad generosa de nuestro malagueño más auténtico, el larios 12, y para completar el conjuro, tónica. Y sin decir marcas, por favor, abstenerse de sucedáneos, todos sabemos de qué hablamos. Y por último, pero no menos importante, para degustar plena y satisfactoriamente este producto, hay que hacerlo al mediodía, después de disfrutar de unas cañitas y unas tapas, estamos en Granada, señores. Por la noche, todos los gatos son pardos. Esas sobremesas están llenas de alegría, risas y aventuras múltiples, todavía me acuerdo de la última. Que disfrutéis.

  2. Castila dijo:

    INSTRUCCIONES SOBRE CÓMO DEGUSTAR UNA MEDIA TOSTADA CON JAMÓN Y TOMATE EN CASTILA

    Cuando las manecillas del reloj marquen las 11:30, o cuando escuchemos el sonido de la campana procederemos a agruparnos en la cafetería. Una amable chica que responde al llamado de “Victoria” girará su cabeza y se quedará esperando que de nuestras bocas salga algún sonido. Es aquí cuando diremos “una media de jamón” a lo que el mismo sujeto que previamente había girado su cabeza responderá “¿con tomate?”. Si levantamos la cabeza, la bajamos, la volvemos a levantar y a bajar (aquí se puede escoger libremente la cantidad de veces sin abusar ya que pensarán que tenemos algún problema), ella entenderá que efectivamente queremos bajo el jamón un poco de tomate. Ahora sólo queda esperar. Cuando este manjar esté preparado, Victoria recordará perfectamente de la boca de cual sujeto habían salido estas palabras y extenderá un platito con la media tostada.
    Sólo nos quedará abrir la boca, coger la tostada del plato separándola de éste, e intentar colocar la tostada dentro de la cavidad bucal. Es importante en este paso no introducirla muy adentro ni dejarla muy fuera para que nos permita dar un buen mordisco. Juntaremos y separaremos la mandíbula hasta que casi no queden rastros de dicha tostada. Tragaremos y repetiremos la operación hasta que no quede ni una miga de tostada que separar del plato.

    Y esperaremos ansiosamente hasta que vuelva a sonar la campana al día siguiente para repetir la operación. Atención, si es viernes este hecho no volverá a ocurrir hasta pasadas las 48hs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s