Golpe de Estado 23 de febrero 1981

Hoy, 23 de febrero, es una fecha señalada en España, ya que es el aniversario de un acontecimiento muy significativo en la historia

Antonio Tejero

contemporánea española. El 23 de febrero de 1981, conocido como el 23-F, tuvo lugar un intento fallido de golpe de Estado que pudo acarrear graves consecuencias para el país. Los principales responsables del suceso fueron algunos mandos militares. Aunque se dieron varias tramas golpistas, el episodio más conocido fue el asalto al Congreso de los Diputados por parte de un grupo de guardias civiles, con el entonces teniente coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero, a la cabeza.

El suceso, conocido como operación Duque de Ahumada, tuvo lugar en el Congreso de Diputados donde a las 18:00 empezó la votación nominal para la investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo como presidente del Gobierno de España. Pocos minutos tras su comienzo, un grupo armado de guardias civiles irrumpió en el hemiciclo. Antonio Tejero encabezaba el asalto a grito de “¡Quieto todo el mundo!”, ordenando que todos se tirasen al suelo. Aunque la mayoría de los presentes obedeció, el entonces vicepresidente del Gobierno, Manuel Gutiérrez Mellado, se levantó y pidió explicaciones, a lo cual siguió un tiroteo al aire por parte del grupo armado. El entonces presidente Adolfo Suárez, también se levantó para pedir explicaciones y el diputado Santiago Carrillo se mantuvo sentado en su escaño, sin esconderse.

El suceso fue grabado por las cámaras de televisión. El operador de Televisión Española Pedro Francisco Martín siguió grabando durante 30 minutos a pesar de la presión de los guardias civiles. Gracias a ello tenemos hoy en día las imágenes de aquella tentativa de golpe de Estado.

La acción pudo ser abortada esa misma noche gracias a la negativa del rey, Juan Carlos I de Borbón. Él mismo, junto a sus colaboradores, realizó las gestiones personales oportunas para asegurarse la cooperación de los mandos militares.

A la 01:14 de la madrugada del 24 de

Rey de España

febrero de 1981, el monarca hizo una aparición en televisión para comunicar su oposición contra los golpistas, además de defender la Constitución Española y llamar al orden a las Fuerzas Armadas. Se dio así por fracasado el golpe de Estado.

Aquella noche es recordada hoy como la noche de los transistores, porque la Cadena SER siguió emitiendo durante toda la noche y una gran parte de la población fuera y dentro de las fronteras pasó la noche escuchando el transistor para seguir de cerca los acontecimientos.

El pasado lunes en Castila tuvimos una tarde temática sobre dicho suceso para contarle a nuestros estudiantes cómo sucedió. Además, en Castila tenemos la suerte de tener algunas personas que vivieron el acontecimiento de cerca, lo cual enriquece mucho la clase y permite recordar la experiencia vivida hace hoy 30 años.

Anuncios

Acerca de Castila

Escuela de español
Esta entrada fue publicada en Causas sociales, Eventos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s